Palma, 22 de febrero de 2019.- Los colegios de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y de Ingenieros Técnicos y de Obras Públicas han formado a cerca de 80 profesionales entre ayer jueves 21 de febrero y hoy viernes 22 de febrero en el uso de BIM, o modelado de información para la edificación, una representación digital de las características físicas y funcionales de una infraestructura que permite intercambiar información para la toma de decisiones a lo largo de su ciclo de vida. Esta metodología no es obligatoria en Europa, aunque el Parlamento Europeo emitió una directiva en 2014 por la cual instaba a los 28 países miembro de la Unión a implementar la metodología BIM en todos aquellos proyectos constructivos de financiación pública. A partir de esta directiva, España diseñó un plan para que el uso de BIM fuera obligatorio para toda licitación pública en dos fases: 17 de diciembre de 2018 en el caso de Licitaciones Públicas de Edificación, ampliándose el 26 de julio de 2019 para Licitaciones Públicas de Infraestructuras. El taller, de una duración de 15 horas, ha sido impartido en Palma por Gustavo Vázquez Herrero, Director General y Socio Fundador de la Consultora de Ingeniería, Medioambiente y Arquitectura CIMARQ, y por Álex Garate Arrazola, experto en BIM Infraestructuras y Director de Ingreen Innovación, ambos ingenieros de caminos, canales y puertos. El coste del taller ha sido de 150 euros (10 euros por hora) con un descuento del 33% para ingenieros de caminos, canales y puertos. Por parte de la Junta del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en Balears asistieron los vocales Antonio Ginard y Antonio de Pablo; la vocal de Eivissa y Formentera, Sara Lobato, y el secretario Alejandro Asensi.

BIM es una forma de trabajo integrada que se apoya en diferentes aplicaciones de diseño y modelado, entre las que destacan: Revit, AllPlan, ArchiCAD y BentleyBIM. De modo que la información que se obtiene de cada una de ellas está conectada entre sí, permitiendo su actualización en tiempo real.

Según expertos en esta metodología, “BIM es la vía para conseguir una adecuada gestión de los recursos que se destinan a la construcción y operación de una infraestructura. En este sentido, las tecnologías asociadas a BIM son la única manera de hacer un adecuado análisis de los costes del ciclo de vida. Por todo ello, formarse en esta herramienta es fundamental.”

Según un informe de AENOR sobre los estándares en apoyo del BIM, más del 50% de los clientes internacionales de las constructoras exigen o tienen interés en el uso de BIM, especialmente en Asia. Además, se estima que BIM podría ajustar las mediciones del proyecto en un 37% y reducir en un 20% los costes de construcción. Cifras muy significativas que no podemos dejar de tener en cuenta a la hora de valorar la implantación de esta metodología.

BIM permite el trabajo colaborativo a través de una sola plataforma en la que los diferentes agentes implicados en el proceso constructivo (arquitectos, aparejadores, ingenieros…), pueden trabajar en la misma herramienta integrando y compartiendo información en tiempo real. Antes de comenzar a construir se cuenta con un modelo completo con toda la información. De esta forma, se puede comprobar si hay algún problema de integración entre los diferentes elementos de una forma segura y rápida. Esta metodología integra las 2 y 3 dimensiones interconectadas entre sí, mejorando la visión del proyecto global y evitando posibles errores.
Por otro lado permite generar de forma automática toda la documentación del proyecto: presupuestos, planificación estructuras, etc. consiguiendo un aumento de la productividad y, por tanto, un ahorro de tiempo y costes.
Además, a través de BIM, podemos saber el impacto energético de cada uno de los materiales que componen la obra. De este modo, se podrán crear edificios inteligentes cada vez más integrados con el entorno, sostenibles y eficientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *